16 de diciembre de 2012

Guiris

El otro día pasé casualmente por la puerta del tablao Torres Bermejas y era un hervidero de orientales esperando a que les abrieran la puerta. Desde los tiempos de Silverio los tablaos han sobrevivido por la asistencia más o menos mayoritaria de turistas; va por ellos –hay que ser agradecidos- este artículo
de L.(uís) G.(abaldón) con ilustraciones de Medina Vera aparecido en el Blanco y Negro de 3 de mayo de 1902.