2 de septiembre de 2013

Las famosas granaínas de Francfort... con bata de cola

Si han tenido ustedes -como yo- la desdicha de reincorporarse a sus actividades laboral/alimenticias, tras tocar tibiamente ese derecho a la pereza que soñaron nuestros mayores, quizá les venga bien la lectura de este artículo
aparecido en el semanario Gutiérrez. Por si todavía siguen pensando en lo que dejaron, ahí va una perlita

del semanario La Codorniz con mi sincero deseo de que se animen -si ello es posible- un poco.