9 de junio de 2014

Ricardo Brugada


Un pintor que pone como epígrafe a unos de sus cuadros
¡Qué desgraciaíta soy!
¡Qué mala fortuna tengo
por donde quiera que voy!
bien merece una mención en estos papeles.
El 29 abril de 1901 se inauguró en el Palacio de las Artes e Industrias (actual Museo Nacional de Ciencias Naturales) la Exposición de Bellas Artes.
Entre los cuadros presentados figuraba
de Brugada, que fue comentado en estos términos
por A. O. (¿Andrés Ovejero?) en el diario El Globo.
Ricardo Brugada y Panizo (Barcelona, 1867-Barcelona, 1919)
es hoy casi un perfecto desconocido al que la Enciclopèdia Catalana dedica solo unas breves líneas.