13 de junio de 2012

Danzad, danzad, malditos

(el afiche es del afamado cartelista polaco Jan Mlodozeniec)
fue una película dirigida por Sydney Pollack que gozó de cierto prestigio a principio de los 70 del siglo pasado; quizás recuerden que la acción del filme giraba alrededor de los maratones de baile, que tan populares fueron en los USA de la gran depresión. El fenómeno de los maratones de baile
(el dibujo es de Antonio Bellón Uriarte)
se exportó a España y, como no podía ser de otra manera, los flamencos –aunque minoritarios- también los amenizaron con su música. Por allí estuvieron Aquilino, La Niña de la Puebla y Sabicas